Coaching: Competencias, formación y salida laboral

Coaching: Competencias, formación y salida laboral

En un entorno laboral tan competitivo como el actual, uno de los pilares fundamentales en las empresas es el equipo de profesionales que las componen. Apostar por un equipo unido, motivado y donde se generen buenas sinergias entre sus miembros, es la opción más segura que pueden elegir las empresas a la hora de garantizarse alcanzar unos niveles de producción óptimos para la consecución de los objetivos definidos.

Actualmente existen muchas metodologías que ayudan al logro de este escenario, una de ellas, quizá la más conocida, es el coaching.

¿Qué es el coaching?

Esta metodología tiene como principal objetivo acompañar y guiar a las personas en el camino hacia la conquista de sus metas a corto, medio y largo plazo. El coaching se utiliza especialmente en situaciones en las que se busca mejorar la eficacia y agudeza en la consecución de los objetivos tanto profesionales como personales.

Su sistema de trabajo consiste en la realización de una serie de sesiones en las que se reúne el coach con el profesional. Ambos trataran de definir de una forma muy concisa los objetivos y cómo sería la forma más eficaz, rápida y fácil de lograrlos, todo ello a lo largo de diversas sesiones.

¿Dónde estudiar coaching?

Existe un amplio abanico de opciones para realizar la formación de coach desde centros formativos sin certificación alguna, hasta masters universitarios certificados. Es muy recomendable informarse bien y buscar formación certificada y reconocida por los organismos reguladores adecuados. No obstante, no debemos deslumbrarnos con títulos pomposos y tener presente los objetivos principales de la formación. Dichos objetivos abarcan áreas que van desde el capacitar al profesional preparándolo para implementar en la práctica los distintos recursos que entrega la metodología a nivel individual, como el dominio de técnicas de diagnóstico de situación más enfocadas a equipos de trabajo.

¿Cuáles son las competencias del coach laboral?

La figura del coach laboral debe de ser la de un profesional que se encuentra en constante evolución, aprendiendo e implementando nuevas técnicas y tendencias, con una base sólida de conocimientos y competencias. Una figura que sea capaz, por ejemplo, de implementar de forma natural un recurso como son las frases de motivación, muy útiles en determinados momentos para hacer reflexionar y reconducir ciertos pensamientos, en una dinámica tan complicada como es el desarrollo de sinergias de un equipo de trabajo.

Algunas de las competencias que debería tener un coach laboral son:

  • Gestión y desarrollo de la práctica y teoría de la motivación laboral.
  • Psicología en el ámbito laboral.
  • Capacidad de diagnosis de los distintos factores motivacionales que influyen en el contexto laboral.
  • Control del mecanismo de satisfacción y motivación en el ámbito laboral.
  • Organización y desarrollo de la definición de objetivos, así como de su consecución.
  • Definición y metodología de ejecución de la figura de liderazgo.
  • Generación de procesos óptimos de comunicación entre los distintos niveles corporativos, así como fuera de la organización.
  • Control y desarrollo de las competencias transversales críticas como la empatía, la confiabilidad, el liderazgo y la asertividad.

¿Dónde puede trabajar un coaching?

El aumento de la preocupación por parte de las organizaciones, tanto privadas como públicas, por el bienestar y la motivación de sus trabajadores, esgrime un futuro muy prometedor para esta nueva profesión, la cual aparece en todas las listas de profesiones más demandadas de los próximos años.  Hay que entender que el amplio abanico de funciones de las cuales se encarga la figura del coaching, hace viable su incorporación en departamentos de áreas tan dispares como la de recursos humanos y la comercial, por lo que todo apunta a que en los próximos años habrá un aumento considerable de ofertas de empleo para cubrir dicha figura.

Artículos Relacionados