Cómo crear una tienda online de productos de segunda mano

Cómo crear una tienda online de productos de segunda mano

La venta de productos de segunda mano se ha disparado, bien porque añoramos aquellos objetos que fabricaban hace décadas y que pertenecen a nuestra época de niñez, o porque sale mucho más barato adquirir un producto que ya ha sido usado y que tiene todas las garantías de que va a funcionar, que uno nuevo a estrenar. Aunque podemos encontrar este tipo de artículos en los rastros de la ciudad, cada vez son más las tiendas online que venden de segunda mano, tanto si hablamos de tecnología, como también otros enseres como electrodomésticos, libros y mucho más. Si estás interesado en iniciar tu andadura en este mundo, te vamos a dar todas las directrices de cómo crear una tienda online de productos de segunda mano que tenga éxito.

Cumpliendo la legalidad

El primer paso que vas a necesitar a la hora de crear tu tienda online de artículos usados, es contar con todas las regulaciones pertinentes, ya que de esta manera evitarás que se traten de objetos robados y por lo tanto, pueda caerte el peso de la justicia. Aunque se trate de la venta de tus propios productos, debes tener todos los requisitos necesarios, anotando su procedencia y otros datos de interés. En el caso de que te hagas con objetos de otras personas, esto es mucho más importante, ya que no sabrás de donde provienen.

Entre las normativas que se debe cumplir se encuentran por ejemplo el que los objetos no vayan nunca a una empresa profesional, algo que está totalmente prohibido. Por otro lado, se debe de asegurar que lo que se vende está bien descrito y que no existe por tu parte ninguna intención de engañar al comprador, debiendo de escribir en la descripción el estado y posibles anomalías, ya que su fin es que se siga utilizando durante más tiempo sin ningún problema.

Por otro lado, cuando la compra se ha hecho efectiva y la persona tiene lo que ha comprado, en ninguno de los casos podrá pedir una sustitución del artículo por otro modelo, debiéndose de quedar con él, a no ser claro está, que la descripción y la imagen del producto fuese otra.

Tienda online de productos de segunda mano

Fuente de la imagen: Micolet.com

Haciendo una tienda online de segunda mano de calidad

Un gran problema que tienen muchas tiendas de compra-venta de artículos usados se encuentra sobre todo en la organización. Esto no es algo que les ocurra a aquellos emprendedores que dan sus primeros pasos en este sector, sino grandes empresas que tienen ya su propio lugar en la red pecan de una gran desorganización, algo en lo que no debes caer tú, puesto que, si una persona entra en tu página con el fin de encontrar un producto, pero sin embargo no sabe cómo manejarse por la web, puede ocurrir que salga en busca de cualquier otra que le dé mayores garantías.

Es cierto que, si en un principio tienes pocos artículos, puedes pensar en colocarlo todo en una misma categoría, aunque esto no es lo correcto, debiendo de distribuir todo en su lugar indicado, consiguiendo de esta manera que quien quiera un producto de electricidad, se dirija expresamente a esta sección y no a otra. Recuerda que tu idea principal es la de tener todo el éxito posible, y esto incluye tener muchos artículos a la venta, y es mejor tener todo preparado que ir cambiando la web cada semana o cada mes.

Estrategias SEO

No puedes crear tu página y esperar a que la gente vaya a entrar tan fácilmente. Para ello tienes que seguir una serie de estrategias de posicionamiento, consiguiendo darle mayor tráfico a tu página y por lo tanto, más posibilidades de que alguien pueda hacerse con uno de tus productos. Entre todo lo que puedes hacer, se encuentra una descripción detallada de cada uno de los artículos, algo que llamará más la atención y podrá ser un reclamo para muchos, ya que cuando entras en un lugar en el que el artículo en cuestión no está bien descrito, entra la desconfianza y no sabes si realmente te están vendiendo lo de la foto o todo es un bulo.

Aunque se puede pensar que con una foto va a bastar, es interesante que eches varias fotografías del producto, como por ejemplo, si lo que vendes son libros usados o de segunda mano, puedes hacer fotos a las páginas, portada y también a la página en la que te describe la edición de la publicación, algo que muchos coleccionistas admiran, queriéndose hacer y pagando más por las primeras ediciones. También estaría muy bien y completo hacer pequeños vídeos demostrativos, puesto que es algo mucho más directo y los usuarios confiarían en ti.

Por último, date a conocer en las redes sociales, hoy en día tanto Facebook, como Twitter o Instagram están repletas de usuarios que pueden llegar a interesarse por algo que vendes, pudiendo llegar a muchas más personas de lo que esperas.

Artículos Relacionados