Cómo mejorar el SEO onpage de tu tienda online

Cómo mejorar el SEO onpage de tu tienda online

En el mundo online, si no te ven, no vendes. Es así de lapidario. De ahí que el SEO sea una disciplina cada vez más importante dentro del comercio electrónico, o simplemente como forma de generar un mayor tráfico hacia nuestra página web. En el caso del SEO onpage, desde el contenido y las keywords, hasta la estructura propia del sitio, los enlaces internos, y los anchors text… todo ello debe funcionar de manera armónica hacia un mismo objetivo, y aquí te enseñamos todo lo que tienes que saber en este sentido. Toma nota.

Comenzando por el principio: el etiquetado

Cuando se trata de hacer la diferencia en los SERP (página de resultados del buscador), no podemos olvidar las etiquetas de nuestra página web. Si tienes un conocimiento mínimo de HTML, te será muy sencillo lograr este paso, y sobre todo, “enganchar” al usuario, generar CTR (proporción de clics) y aumentar tu tráfico. Veamos las tres cuestiones que no pueden faltar en este sentido:

Etiqueta title

Generalmente, esta etiqueta se coloca dentro de la etiqueta head de la página. En algunas fuentes, puedes verla como meta title, y a grandes rasgos, no es otra cosa que el título de tu página que usará Google para mostrar en sus resultados. Hay una regla dentro del SEO onpage que reza: “Sé todo lo agresivo que puedas”, y en el caso del título, no hay excepciones.

¿Qué quiere decir esto? Que debemos atacar nuestras keywords e incluirlas de manera natural como parte del título. Preferiblemente, el título no deberá exceder las 10 palabras, y como recomendación adicional, nunca está de más incluir al final de este apartado la marca de nuestra web. Por ejemplo, para un ecommerce de zapatos en Madrid, un título válido podría ser “Comprar zapatos baratos en Madrid. Zapatería González”.

Etiqueta description

La etiqueta description (incluida como un metatag dentro de la etiqueta head de la página) deberá ampliar la información que no incluimos en el título. Básicamente, se trata de un resumen corto (no debe exceder los 156 caracteres, pues es todo lo que verán los usuarios en las SERP), que incluya (cómo no) todas las keywords que queremos “atacar”.

No obstante, aquí no buscamos satisfacer a Google, por lo que la elaboración de la descripción, más allá de los detalles técnicos, debe concentrarse en captar la atención del cliente, y por supuesto, incitar al clic. Ahora bien, de nada sirve incluir una descripción sensacional y cautivante, si el usuario encuentra finalmente que el contenido no le satisface.

En pocas palabras: no prometas lo que no puedas cumplir, o el efecto rebote terminará pasándote factura. Para el ejemplo anterior de las zapaterías, una descripción podría ser: “Nuestros zapatos son nuestro mejor orgullo, porque son baratos, y tienen la calidad que tú te mereces. Ven a nosotros sin compromisos”

URL

Finalmente, debemos referirnos a la URL que tendrá nuestra página, porque también influye en los resultados de búsqueda, y representa una oportunidad adicional de reforzar nuestras keywords. En otras palabras, sé lo más descriptivo posible en tus urls, hazlas amigables y apoya tu contenido. Por ejemplo, una URL inadecuada sería la siguiente: http://www.zapateriapepitogonzalez.com/?p=871223.

Mejor sería esta: http://www.zapateriapepitogonzalez.com/mocasines-de-mujer-primavera-2017.

El contenido es el rey, pero…

…sólo si logras obtener una respuesta de usuario adecuada. ¿Qué entendemos por una buena respuesta de usuario? Que exista un mayor tiempo de permanencia en tu página (o cualquier página del sitio), que el porciento de rebote sea el mínimo y que aumenten las visitas. Para ello, debes tener en cuenta varias cosas.

Primero, no basta con poner unas pocas frases de tu producto, un título y una imagen. No. Hay que lograr descripciones serias y atractivas, intentar vender el producto con un contenido relevante, llamativo, diferente. Como referencia, nunca coloques menos de dos párrafos por cada producto, o de lo contrario Google no lo considerará como “aceptable”.

No hay que decir que el contenido debe ser 100% original (las penalizaciones no se harán esperar), y mucho menos limitarse a describir las características del producto. Otra cosa, además de crear un contenido relevante y útil, no te olvides de incluir las keywords de tu producto, siempre de manera natural y armónica entre el texto.

Más detalles técnicos para tu contenido

Ahora hablemos de un tema muy importante: el etiquetado del contenido. Como leemos en este artículo de prestashop.com, con un etiquetado correcto conseguimos dos objetivos importantes: estructurar mejor el contenido, o sea, facilitar la lectura, y segundo, hacer “feliz” a Google. ¿Y cómo etiquetamos el contenido? Muy sencillo, a través de las etiquetas de encabezamiento, o heading, de las cuales generalmente sólo se utilizan las tres primeras: H1, H2, H3.

Para el primer caso, el H1 se reserva para el título del artículo. Sólo debe haber un H1 por cada sección o categoría de tu página, y debe ser agresivo, por lo que no pueden faltar tus keywords. En cuanto al H2, este se emplea para los subtítulos, y el H3, es un nivel inferior que podemos utilizar también para estructurar el contenido, hacerlo más fácil de leer de cara al usuario.

¿Y qué pasa con Google? Pues que no es capaz de identificar el tamaño de fuente empleada, por lo que se vale de estos encabezamientos para identificar “de qué va” tu sitio. De ahí la importancia de incluir las keywords o palabras claves.

Ejemplo para un H1: “Zapatos baratos en Madrid”

Ejemplo para un H2: “Mejores precios y descuentos en zapatos baratos en Madrid”

¿Qué pasa con las imágenes? ¿Son importantes?

Algunas fuentes afirman que sí, otras concuerdan en que la relación esfuerzo/resultados en cuanto al trabajo con las imágenes es bastante nulo como para no perder el tiempo. En realidad, las imágenes eran un pilar importante dentro del SEO onpage en el pasado.

Actualmente, Google Imágenes se encarga de indexar todas las imágenes en la web, por lo que el tráfico es poco considerable. No obstante, si decides implementar esta estrategia de todos modos, deberás incluir los atributos alt y title, ideales para reforzar tus keywords, un contexto relacionado, y por supuesto, lograr imágenes en alta calidad que ofrezcan todos los detalles sobre tu producto.

Aquí tienes un ejemplo: <img src = “mocasines-baratos-mujer.jpg” alt = “comprar mocasines baratos en Madrid” title = “mocasines baratos de mujer para esta primavera 2017”>

¿Notas cómo la src del archivo de imagen también ha sido optimizada para incluir palabras claves? Todo vale. ¿Quieres más información sobre el posicionamiento de las imágenes? Léete este artículo de Luis Villanueva.

Palabras finales

A manera de conclusión, y si con algo debes quedarte de este artículo es lo siguiente: Crea páginas por cada palabra clave que desees posicionar, y coloca en ellas un contenido de calidad, útil y diferente. Como bien dice el propio Google: “Busca las palabras claves que los usuarios utilizarían para encontrarte, e inclúyelas en tus páginas”. Suerte.

Artículos Relacionados