Elimina de una vez las humedades de tu hogar

Elimina de una vez las humedades de tu hogar

Existen muchos motivos por los que la humedad puede aparecer en tu casa, dándole un aspecto descuidado y llegando a provocar problemas de salud. Hay muchas técnicas para hacer que desaparezcan, pero solamente algunas son las adecuadas y que deben seguirse para conseguir que se eliminen por completo y de raíz. En este artículo queremos mostrarte cuáles son las más eficaces y los pasos que debes seguir para que no vuelvan a salir jamás.

Detectando el problema en la habitación

Uno de los primeros indicios para saber que tienes humedad por condensación son unos pequeños puntos negros que suelen aparecer sobre todo por las esquinas de la habitación. Aunque pueden aparecer en cualquier pared, lo más habitual es encontrárselas en las paredes que tienen contacto con el exterior, es decir, cerca de ventanas o aquellas que no dan a otras habitaciones. Si no se tratan de primeras, estas pequeñas motas negras pueden llegar a cubrir una buena parte de la pared en forma de moho, llegándonos un olor muy característico y saturando el aire de la habitación.

Este problema surge principalmente por la poca ventilación de una estancia. La humedad se pega y adhiere a las paredes por la condensación del lugar, pero si no hay suficiente aire, o el aire está muy cargado se fija en ese sitio y empieza a crearse esas motas. Por lo tanto, la primera solución para que no aparezcan es que la habitación tenga una buena ventilación, teniendo siempre que se pueda las ventanas abiertas, siendo ideal, dejar una puerta o ventana opuesta abierta para que el aire circule mejor.

Pasos para eliminar la humedad

Si quieres que no aparezcan más esas odiosas manchas, tendrás que dedicarle tiempo, ya que muchas veces el problema es algo mayor. En ocasiones el moho se aloja debajo de las capas de pintura de la vivienda, por lo que por mucho que las limpies con trucos caseros, deberás de ponerte manos a la obra con ellas.

Lo primero que tendrás que hacer es rascar completamente la pintura de la pared. Recuerda retirar todos los muebles con anterioridad para no manchar nada. Una vez que la zona o la habitación está sin pintura, deberás de aplicar un cemento especial antimoho, el cual va a evitar que se fije tanto en la pintura como en la pared, liberándote de este problema. Cuando está todo igualado, algo que podrá costarte uno o dos días, ya que a veces la pintura se fija muy bien, utilizarás un producto que te indique que es anti humedad.

Actualmente en el mercado existen muchas pinturas que incluyen estas sustancias que te protegen de las humedades, pero de nada te sirve si no haces los primeros pasos con antelación. Deberás de darle por lo menos dos manos de pintura para que quede el color deseado y para que haga efecto los compuestos que incluye.

Estos son los principales pasos para dejar tu casa limpia de humedad, y recuerda no dejar una habitación cerrada por mucho tiempo y si tienes dudas o no te atreves a realizar este trabajo, lo ideal siempre es que llames a un profesional.

Artículos Relacionados