Hosting para Pymes, claves para escoger el más apropiado

Hosting para Pymes, claves para escoger el más apropiado

A la hora de contratar un hosting para pymes, es muy importante tener en cuenta el servicio que se va a dar del mismo, con el objetivo de poder contratar el hosting que realmente más se adapte a la pyme. Si quieres saber cuál necesita, te invito a seguir leyendo.

Cada vez son más las empresas que quieren tener presencia en internet, lo que está provocando que cada vez sean más las empresas que ofrezcan servicios de hosting para poder alojar este tipo de webs. Y es que trasladar todo a la nube está de moda, gracias a que hace que todo sea mucho más cómodo.

Gracias a que en el mercado hay una gran cantidad de empresas de hosting y más empresas revendedoras de estos servicios, podrás optar a una gran cantidad de ofertas entre las que elegir. Pero no solo hay que mirar el precio a la hora de contratar un proveedor de servicios hosting, sino que debes tener muy en cuenta lo que vas a demandar del mismo para contratar el más adecuado.

Hosting

El hosting es un espacio que se da a cada cliente dentro de un servidor. Dentro de este espacio, el cliente podrá guardar su página web, sus correos electrónicos, sus bases de datos y sus cuentas ftp…

Esta variedad de hosting tiene dos ventajas principalmente. La primera es que no hace falta que el cliente tenga que administrar nada, debido a que los servidores son administrados. La segunda ventaja es el precio. A día de hoy es la opción más económica a la hora de alojar una o varias webs de pymes.

Pero no todo son ventajas, tal y como vamos a ver. Según nos indican desde ProfesionalHosting los recursos son limitados, tanto en Cpu, como en ram… ya que todos los recursos del servidor son compartidos con otros clientes. Esto quiere decir que, si tienes la mala suerte de alojar tu web en un hosting compartido con mucha demanda, puede que la web te vaya más lenta de lo debido. Por este motivo, siempre debes alojar tu web en empresas que te aseguren que los servidores no van a estar demasiado saturados.

De esta manera, si apuestas por alojar la web de tu pyme en este tipo de alojamiento, debes tener claro que pagarás menos, pero a cambio podrás disfrutar de menos recursos. Esta opción puede ser interesante si tu web está comenzando y no tiene demasiadas visitas al día.

Máquina virtual o VPS

En este caso hablamos de un servidor propio virtual. En este caso podrás controlar tus propios recursos y nadie te los podrá quitar. Así te podrás asegurar que en un momento dado tu web seguirá funcionando, porque tus vecinos no te robarán recursos.

A cambio de poder disfrutar de tus propios recursos, deberás gestionar tu VPS por tu cuenta. Si no cuentas con los conocimientos necesarios, entonces deberás contratar los servicios de una persona que te lo administre. Además, el precio de los VPS siempre es más caro, porque tienes más recursos a tu disposición.

Esta opción te permitirá conocer en todo momento los recursos que van a estar a tu disposición. Es más, en el caso de necesitar más recursos, podrás ampliarlos sin problemas. Además, puedes personalizar tu administrador VPS, para conseguir tener lo que realmente te interesa tener en el panel de administración.

Ahora que ya conoces lo que puedes contratar, será el momento de ver que te interesa más. Lo importante es tener en cuenta el tipo de uso que se le va a dar al servidor, con el objetivo de saber si es mejor contratar una opción u otra. Lo que está claro es que si la web de tu pyme va a necesitar muchos recursos, ya sean por correo electrónico o por número de visitantes, lo mejor será apostar directamente por un VPS.

Artículos Relacionados