La importancia de llevar en orden las finanzas personales

importancia-llevar-en-orden-las-finanzas-personales

Cuando se tiene que lidiar con un mundo tan frenético como en el que actualmente se vive, lo que menos se quiere es tener problemas “extra”, y para ello nada mejor que llevar las finanzas personales en orden. Aunque muchos lo ignoren, el origen del estrés y las enfermedades asociadas a la permanencia en ese estado son producidas por problemas económicos, por lo que el consejo de los especialistas siempre va orientado en aprender de forma eficiente a ordenar las finanzas básicas para ahorrarse “dolores de cabeza” a final de mes.

La trascendencia de organizar de forma efectiva y eficiente las finanzas personales va más allá de saber cuánto se gana y cuánto se está gastando mensualmente, pues involucra el saber discriminar qué gastos son realmente necesarios, cuánto debe destinarse al ahorro, cuánto a inversión y que parte del ingreso puede distribuirse para satisfacer caprichos. Toda aquel que esté cansado de tener que cubrir gastos no contemplados a final de mes debe preocuparse de educarse, reformular su presupuesto, automatizar sus finanzas y aprender a ahorrar.

La importancia de la educación en el manejo de las finanzas

La única forma de conseguir crear un presupuesto eficiente es investigando todo lo que sea posible sobre el manejo de finanzas personales. Si bien es cierto existen innumerables recursos en la red que cumplen con la función de ilustrar a los usuarios las mejores formas de armar un presupuesto, nada será más efectivo que dedicar un par de horas a la semana a la lectura de revistas, sitios online y blogs especializados. La lectura recurrente lleva, inevitablemente, a cuestionar el presupuesto que se tiene y a dejar a un lado los “malos hábitos” en pos de ordenar los gastos.

Historial crediticio, el escáner del consumidor moderno

Una de las señales que hacen que una persona se percate de la necesidad urgente de hacer un cambio en las finanzas personales surge cuando gran parte del ingreso se destina al pago de creditos personales. Es habitual el que, tras revisar el historial crediticio se cree la necesidad urgente de suprimir gastos en casa para priorizar los pagos mensuales a los diferentes acreedores, sin embargo, ello no garantiza el que se ordenen las cuentas personales sino más bien garantiza el no llegar a una morosidad. La solución pasa por analizar el historial de crédito y las formas de terminar con deudas innecesarias que amenacen el presupuesto mensual.

Un buen estratega financiero debe tener siempre en mente el revisar, al menos una vez al año, su historial crediticio para asegurarse de ser un buen sujeto de crédito y así poder optar a créditos personales que le permitan invertir de forma inteligente en la renovación del coche, la adquisición o renovación de un inmueble, etc. Solicitar préstamos no es una mala decisión, sino muy por el contrario, es una forma inteligente de incrementar el patrimonio a mediano o largo plazo.

Automatizar la administración de las finanzas

Si se dispone de un presupuesto ordenado y se conoce a cabalidad los compromisos económicos adquiridos, nunca habrá problemas con contratar los servicios de automatización de pagos que ofrecen muchas instituciones financieras o el mismo comercio en la actualidad. La suscripción de pagos automáticos y la practicidad de los pagos en línea han resultado ser una ayuda inmejorable para el consumidor responsable que desea ahorrarse intereses por atrasos en los pagos de sus cuentas. Sacarse de encima el estrés de tener que pagar la cuota del coche, la hipoteca y los servicios básicos hace tiempo dejó de ser un dolor de cabeza con las nuevas herramientas que la tecnología ha puesto a disposición de los usuarios.

Conocer y controlar las deudas, la clave de un presupuesto inteligente

Si se quiere llegar a ahorrar e invertir, la única forma de conseguirlo es mediante el control de las deudas que se hayan contraído. Quienes adquieran bienes y pacten en cuotas de forma indiscriminada, cometen un error del que pueden llegar a arrepentirse si les toca enfrentar un imprevisto. Conocer y administrar los pasivos que formen parte del patrimonio es una de las tareas fundamentales cuando se quiere consolidar un presupuesto donde los ítems ahorro e inversión tengan cabida.

La clásica regla que señala que “el nivel de gastos es directamente proporcional al de ingresos” puede formar parte del pasado si se aprende a adquirir una deuda inteligente, una donde realmente el patrimonio crezca y se cree una situación financiera que sea compatible con el deseo de crecer económicamente. Quienes incrementan sus pasivos de forma desproporcionada y en cosas que no incrementen de forma efectiva su patrimonio, no solo disminuirán el presupuesto disponible para el mes, sino también estarán creando una falsa expectativa de crecer económicamente al cortar cualquier posibilidad de inversión al mediano plazo.

Artículos Relacionados