La hostelería impulsó el comercio en 2015

La hostelería impulsó el comercio en 2015

El comercio creció el pasado año e impactó positivamente en el mercado laboral. Una de las causas de esto fue el auge de los servicios, especialmente la hostelería.

En 2015 la efectiva concepción de las campañas estivales y navideñas favoreció un mayor arribo de clientes a las instalaciones hoteleras y de hospedaje, lo cual sin dudas contribuyó al relanzamiento del sector, que al parecer va saliendo delante de la crisis iniciada en 2008 con el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Fue tanto el éxito de las campañas publicitarias y de marketing que con respecto al 2014, y según datos de la empresa de recursos humanos Adecco, las contrataciones en el verano se elevaron en un 13% y las de Navidad en un 16%.

Crecimiento integral de servicios

La hostelería no fue lo único que creció e impulsó el comercio en 2015, aunque sí estuvo entre las esferas de mayor aporte.

El sector de los servicios, tanto privados como públicos, creció integralmente, elevando el número de ocupados en el ramo en 349 mil nuevos puestos laborales. De hecho, en el tercer trimestre de 2015 los servicios recapitalizaron la generación de empleos.

Como ejemplo pueden citarse las actividades sanitarias, que ocuparon a 56.000 desempleados, y las esferas educativa y administrativa, sobre todo en ayuntamientos y en Comunidades Autónomas, o la venta de maquinaria de hostelería.

Junto a todo esto el comercio minorista también pudo tener tendencias positivas. En él lograron ocuparse durante la etapa veraniega 47.200 personas, lo cual fue posible en gran medida por el progresivo crecimiento del consumo, reflejable también en el ya mencionado reimpulsó de la hostelería.

Consumo-Hostelería-Comercio: ecuación prometedora

Los hechos antes descritos son evidencia de la fortaleza alcanzada el pasado año por el mercado laboral. Cierto es que la crisis no ha sido rebasada en su totalidad, pero al menos los datos registrados son prometedores.

Sin embargo, el optimismo no debe cegar. Los expertos prevén para este 2016 y el próximo año una ralentización en la recuperación, debido mayormente a los pronósticos con tendencia a la baja en la economía del orbe, la desaceleración de Beijing y el conjunto de sombras e incertidumbre sobre la solidez real de la publicitada recuperación económica de Estados Unidos.

Aumento del consumo

El aumento del consumo, derivado de las mejorías en la capacidad adquisitiva de los trabajadores, y el éxito de las campañas turísticas, impactaron beneficiosamente en el repunte de la hostelería y negocios como bares y restaurantes, los que de conjunto con hoteles contrataron a 85.400 trabajadores nuevos.

Esto, retomando lo dicho al inicio del artículo, impulsó notablemente al comercio de la esfera de los servicios, descubriendo una ecuación específica y prometedora incluso en tiempos en los que aún no se ha rebasado una crisis económica: consumo-hostelería-comercio.

Por supuesto que esto no es una receta única ni una demostración de la inefabilidad de la hostelería, sector que puede sufrir mucho en tiempos de crisis agudas. Pero tras años sufridos y de incertidumbre económica, la mejoría no puede menos que alentar y emocionar.

Artículos Relacionados