Plazos de entrega acertados, claves del éxito on-line

Plazos de entrega acertados, claves del éxito on-line

No recibir el producto adquirido o que este no cumpla con las expectativas generadas, encabeza la lista de temores más habituales de un comprador on-line. Es debido a esto que la mejor manera de demostrar la profesionalidad de un negocio on-line y asegurar la fidelidad de los clientes, es ser consecuentes con las condiciones de compra que se establecen, en especial los plazos de entrega.

Una de las primeras preguntas que se hace un cliente cuando está valorando una compra es: ¿cuándo voy a poder tener el producto? En consecuencia, desde el primer momento se le debe hacer saber al cliente en las condiciones de compra cuál es la política de envío y entrega, o sea en qué tiempo y de qué manera se realizará la entrega del producto.

Además dentro de las posibilidades se deben ofrecer opciones de entregas rápidas, ya que los clientes valoran de manera especial este factor cuando realizan sus compras en sitios de e-commerce, convirtiéndose la celeridad en una pieza fundamental para el éxito de una transacción on-line.

Plazos de entrega acertados

Lo que más agradece el cliente es un servicio de entrega en la puerta de su casa, en un plazo máximo de 24 horas. Por supuesto siempre existen algunos tipos de productos que por sus características hacen imposible realizar una entrega antes de las 48 horas.

Más allá de la rapidez de entrega que se ofrezca, en cualquier caso el cumplimiento del plazo pactado debe ser inviolable. Siempre se deben garantizar las condiciones necesarias para cumplir con un plazo establecido, ya que si el cliente no recibe el producto cuando se le ha dicho que lo va a hacer, esto sin duda lo desanimará para volver a comprar en el futuro. Este elemento es especialmente determinante cuando se trata de la venta de artículos de regalo, que se están realizando generalmente con un motivo y contra una fecha límite.

Una buena práctica que transmite confianza y seguridad a los clientes, es brindar un mecanismo de seguimiento para el pedido, que incluya desde el momento de la compra hasta la recepción. Los grandes negocios de e-commerce como Amazon ofrecen estas posibilidades a sus clientes. De igual manera es importante que si existen incidencias que provoquen un retraso en la entrega, se pueda reaccionar con total inmediatez, dando a los clientes las explicaciones que sean oportunas.

Artículos Relacionados