Principales errores al diseñar un catálogo online

Principales errores al diseñar un catálogo online

Hoy los emprendedores tienen un sinfín de posibilidades gracias al auge del comercio electrónico. Sin embargo, aunque abrir el negocio online es bastante fácil, triunfar es un gran premio reservado solo para aquellos capaces de transitar por un sendero espinoso y lleno de obstáculos.

Según estudios, solo un 30% de los proyectos digitales triunfan, pero esto, lejos de desanimarnos, nos debe motivar a estudiar más y determinar qué debemos y qué no debemos hacer para incrementar nuestras posibilidades de éxito.

Por ello, en este artículo hablaremos sobre los principales errores que NO debemos darnos el lujo de cometer cuando diseñamos el catálogo de nuestro negocio online, un elemento sumamente importante.

Dejar de satisfacer al cliente

Un error imperdonable es diseñar nuestro catálogo de espaldas a los intereses y necesidades de los clientes potenciales y reales, de ese público que querremos captar y fidelizar, y que en definitiva será la clave del éxito.

Así, si tu plan es montar una tienda online de calzado, deberás preguntarte y definir qué zapatos ofertarás, de manera que entre tanta competencia segura puedas destacarse y constituirte en una opción atractiva e interesante.

Las alternativas son varias para ello y no se trata de montar un catálogo atendiendo solo a las tendencias de moda más recientes. Puedes importar modelos extranjeros curiosos y atractivos para ocasiones específicas, brindar precios competitivos aunque pienses que ganarás menos, y constituirte en un aliado de diseñadores pioneros que vean en ti una plataforma útil para darse a conocer.

Obviar la necesidad de renovación

Otro error frecuente es obviar la necesidad de renovación del catálogo. Irrumpir con lo último y quedarte ahí es como apuñalar el futuro de tu negocio.

Independientemente de las ventas en el corto plazo, para garantizar a tu negocio una permanencia más allá de lo efímero debes renovar continuamente tu catálogo y estar a tono con las tendencias, temporadas, nuevos lanzamientos, marcas de moda, etc.

Si un cliente o internauta que llegue a ti ve que estás actualizado y que al volver a entrar a tu tienda lo sigues estando, sabrá que está en presencia de un vendedor de confianza y seguridad.

Esto se aplica incluso en artículos “temporales” que por tu experiencia calcules que se llevarán solo por dos meses como, digamos a modo de ejemplo y en un escenario hipotético, unas botas de agua. Si en ese tiempo alguien las va buscando y no las tienes, pues habrás perdido con seguridad un cliente y la publicidad “cara a cara” que te hará en sus esferas de influencia será muy dañina para ti.

Errores al diseñar un catálogo online

Rebajas todo el año

Por último, otro gran error que muchos cometen es negarse a hacer rebajas. Los clientes esperan con ansias ofertas especiales en distintos momentos del año, y si no ven en ti y tu catálogo un sitio ideal para pescarlas, terminarán por renunciar a ti y lo que les ofreces. Antes hablábamos de botas de agua. Me parece un buen ejemplo, ya que no son tantos los meses que llueven, y su uso durante el resto del año es intermitente.

Lo natural sería pensar que en los meses que más llueve, no es conveniente poner rebajas pues es el momento en el que la gente las necesita. “Si hay demanda, no es necesario rebajar”, podríamos pensar. Pero actualmente Internet ofrece rebajas todo el año, y si nuestra empresa no rebaja botas de agua cuando más se necesitan, seguro que otros sí lo hacen. Conclusión: siempre debemos tener modelos rebajados, incluso en los meses de mayor demanda. Las botas de agua en otoño también deben estar rebajadas, aunque no sean todos los modelos. Lo mismo nos pasa con las sandalias en verano, o las botas de invierno en los meses más frío. Siempre debemos dar la posibilidad de encontrar modelos rebajados.

Dicho esto incorpora en tu enciclopedia de ventas o marketing que rebajar no significa perder. Normalmente a lo que se le hace rebajas son a los artículos de la temporada que recién finalizó, y bajarles el precio es una excelente forma de darles baja de nuestro inventario, sin grandes pérdidas.

Si son material de calidad, el cliente los comprará rebajados y varias ventas, a menos precio, harán que ganes más que si te empecinaras y a la larga tuvieses que darle baja a los productos porque no te sale.

Además, las rebajas bien diseñadas también son una excelente forma de fidelizar a los clientes y consagrar tu catálogo de ventas como una revisión obligada que deberán hacer con frecuencia.

Artículos Relacionados