Tipos de hosting y cuál es mejor para un eCommerce

Tipos de hosting y cuál es mejor para un eCommerce

Si estás pensando en lanzar tu propio eCommerce, no solo debes pensar en el diseño y la distribución que tendrá tu tienda online, sino que también debes pensar en el hosting que alojará tu proyecto online. Ten en cuenta que si el hosting no es el adecuado, entonces la probabilidad de fracaso será elevado. Para ayudarte, te voy a mostrar los diferentes tipos de hosting por los que puedes apostar y cuando los deberías contratar cada uno de ellos.

Hosting compartido para un eCommerce

Si vas a lanzar un proyecto online pequeño y no quieres invertir inicialmente mucho dinero, el hosting compartido será la mejor elección para ti.

Este tipo de hosting lo usan muchas tiendas online pequeñas y les da muy buenos resultados. Si en el futuro el eCommerce se hace más famoso, siempre hay opciones de mejorar el hosting para poder disfrutar de más visitas. Es decir, puede ser una buena opción si apuestas por crear un eCommerce realizado a través de wordpress o a través de Prestashop, con poco tráfico y menos de 500 productos colgados.

Eso sí, en este caso siempre debes tener una copia de seguridad creada por si actualizan el servidor y se pierden los datos.

Hosting Vps para un eCommerce

A través de este tipo de hosting podrás disfrutar de más espacio, mayor velocidad de procesamiento y un ancho de banda superior que el hosting compartido. A cambio es un poco más caro, pero si quieres invertir en tu negocio merecerá la pena pagar un poco más de dinero. Para que te hagas a la idea, la máquina será dividida entre X partes y cada cliente podrá disfruta de su parte de manera individual.

Esta opción es interesante si cuentas con un eCommerce que tiene miles de productos y tiene un nivel alto de visitas diariamente. Y es que al fin y al cabo parte de la máquina será de uso individual por lo que todos los recursos de ese trozo serán propios y no tendrás que compartir nada con otras webs.

Pero este tipo de alojamiento no solo es interesante porque no tendrás que compartir los recursos que se te asignen, sino porque te permitirá usar aplicaciones que consuman más recursos y la web siempre funcionará sin problemas.

Eso sí, recuerda que no todos los VPS son iguales. Antes de contratar uno u otro es importante compararlos a través de un portal especializado para poder elegir siempre la mejor alternativa, tanto por calidad como por precio.

Hosting dedicado para un eCommerce

Si tu eCommerce va a usar muchos recursos y o va a recibir muchas visitas, entonces no pongas en riesgo tu negocio y apuesta por contratar un servidor físico privado. En este caso el servidor será completamente para ti por lo que podrás disfrutar del 100% de los recursos que te ofrezca.

El único pero que le podemos encontrar a esta opción es que tu te tendrás que encargar de dar forma a tu servidor porque la empresa que te preste el servidor te lo dará virgen. Eso sí, no está todo perdido. Si no dominas demasiado la programación, seguro que la empresa de hosting de podrá ofrecer un servicio de administración para que tu solo tengas que preocuparte de sacar adelante tu eCommerce. Y si la empresa no te lo administra, siempre habrá profesionales que te lo puedan administrar a cambio de una cuota mensual. Recuerda, lo importante es instalar un sistema operativo, el programa con el cual funcionará el panel de control, el antivirus… y sobre todo tendrá que estar atento de que el servidor siempre esté online para que no pierdas ni una sola visita.

Esta opción la recomiendo para eCommerce que manejen mucho tráfico, necesiten mucha seguridad y sobre todo vayan a necesitar muchos recursos para funcionar de manera adecuada. No olvides que sacar adelante tu proyecto no tiene precio, por lo que en ocasiones para conseguir buenos resultados es necesario invertir algo más de dinero.

Hosting cloud

Esta opción puede que te interese, sobre todo ahora tu proyecto no es muy grande, pero piensas que va a crecer con el tiempo y no quieres migrar de hosting.

Realmente hablamos de un hosting escalable. Es decir, tu contratarás un hosting inicial y según vaya creciendo tu web y por ello vayas necesitando más recursos, el hosting se irá adaptando a tus necesidades (fuente). Eso sí, el precio dependerá del consumo que estés realizando.

La ventaja de este sistema es que la información de tu eCommerce no está en un solo servidor, sino que está en diferentes servidores repartidos en muchas ocasiones a lo largo del mundo. Así si un servidor cae durante unas horas por cualquier momento, tu web seguirá estando operativa porque otros servidores estarán operativos. Es más, puede ser una opción para afrontar los picos de visitas y evitar que la web se pueda colapsar por falta de recursos.

Artículos Relacionados