Consejos que te ayudarán a financiar el arranque de tu negocio

¿Vas a iniciar un negocio y necesitas financiación? En este artículo nuestros expertos en creación de empresas y emprendimiento te presentan las mejores ideas para financiar un negocio. Sigue leyendo si quieres encontrar los mejores consejos que te ayudarán a financiar el arranque de tu negocio.

Los proveedores

Si vas a empezar con un negocio los expertos te recomiendan contactar con empresas que se animen a aportar nuevos recursos que puedan servirte como apoyo para empezar, abrirte camino en el mercado y conseguir que tu empresa crezca. Te recomendamos contactar con diferentes industrias que suelen impulsar mediante activos la promoción de todos sus productos porque te ayudarán a conseguir allanar el camino empresarial de tu negocio.

Asimismo, cuando contactes con este tipo de proveedores y profesionales valora siempre que éstos estén dispuestos a asumir dentro de sus presupuestos algunos problemas.

Ahorrar siempre

Por otro lado, también es importante que tengas en cuenta que el tener una idea de negocio no tiene por qué suponer que dejes todo de lado para empezar este negocio inmediatamente. De hecho, si crees que la idea es buena, los expertos te recomiendan tener paciencia e ir ahorrando todo lo que puedas por tus propios medios y con ayuda y financiación de terceros para poder empezar con tu nueva empresa con unas ciertas garantías.

Una buena opción si te da igual el negocio pero sabes que quieres emprender es elegir una franquicia ya que de esta forma tu garantía de éxito empresarial se multiplica por cien. Necesitarás una inversión bastante consistente para empezar que podrás ahorrar en unos cinco años y se trata de un tipo de negocios que siempre funcionan bien.

Los Bussiness Angels

Otra alternativa muy interesante es dejarte ayudar por familiares y amigos para conseguir una buena financiación y arrancar con tu negocio. Si prefieres no involucrar a tus conocidos en tu empresa los Bussines Angels son inversores con capital que buscan ideas de calidad. Para conseguir que te ayuden a financiar el arranque de tu negocio es importante que prepares un plan de negocio realmente detallado, concreto y conciso para poder presentar tu idea de negocio. Es la única manera en la que conseguirás una buena financiación para el arranque de tu negocio y que alguien se entusiasme con tu empresa tanto como tú para ayudar a tu negocio a crecer.

Los préstamos personales

Por otro lado, una de las mejores alternativas para conseguir financiación para el arranque de tu negocio en la actualidad es recurrir a los préstamos personales. Este tipo de créditos son sencillos de conseguir ya que como leemos en este artículo especializado en préstamos con ASNEF incluso puedes conseguirlos si te encuentras en estas listas. Ahora bien, recomendamos solicitarlos únicamente si confías realmente en tu idea de negocio y cuentas con un buen planteamiento e ingresos regulares para poder hacer frente a las cuotas mensuales a las que deberás hacer frente.

El crowdfunding

Otra de las mejores alternativas para conseguir financiar el arranque de tu negocio es el crowdfunding. Puedes preparar algún evento o tu propia página web para conseguir financiación o recurrir directamente a una de las muchas plataformas de crowdfunding que puedes encontrar actualmente en Internet. Sin duda, como sucede si quieres encontrar Business Angels, en este caso también es fundamental presentar detallado tu plan de negocio para conseguir captar inversores que se encuentren interesados en ayudar a arrancar a tu empresa.

Crecer poco a poco

Por último, los expertos te recomiendan empezar a crecer poco a poco. Por ejemplo, si quieres vender las prendas de ropa deportiva que haces tú puedas empezar desde casa construyendo tu sitio web y utilizando tu apartamento como almacén. Hay muchas empresas que han empezado de esta forma, sin necesitar apenas cantidades de efectivo. Se trata de un tipo de financiación especialmente interesante si vas a recibir los pagos, o la mitad de ellos por adelantado ya que podrás invertir todos los ingresos para mejorar tu negocio e ir creciendo poco a poco. Si no cuentas con inversión ni con muchos recursos pero tienes buenas ideas y muchas ganas de trabajar es una gran forma de hacerlo, siempre con constancia y paciencia, que te permitirá ir creciendo poco a poco hasta lograr que tu negocio despegue y pueda hacerse un buen hueco en el mercado sin que tengas que correr muchos riesgos para lograrlo.