Hábitos básicos para conseguir tener las finanzas de la PYME sanas

Las finanzas de tu empresa son una parte esencial que hace funcionar toda la maquinaria y si estas fallan, posiblemente en muy poco tiempo empieces a ver como todo el sistema termina derrumbándose. Una buena gestión de tus finanzas no quiere decir llevar bien las cuentas de tu Pyme, sino también evitar el mal gasto de dinero, pudiendo ahorrar para los momentos más duros que pueda pasar en el futuro la empresa. Por este motivo, queremos indicarte en este artículo, cuáles son los hábitos básicos más recomendables para tener unas finanzas sanas.

El dinero de la empresa no es tuyo

Uno de los hábitos dañinos que suele realizar un empresario, es el de contar con el dinero de su negocio como si fuese suyo propio. A veces, cuando necesita comprar algo y en su cuenta corriente no tiene suficiente, toma prestado de las arcas de su propia empresa, corriendo el riesgo de que en un futuro se necesite este dinero o incluso sin llegar a devolverlo nunca, con la problemática de que, si se da la circunstancia de necesidad de dinero, tanto para reponer algo, pagar el alquiler del local o incluso pagar la nómina a los trabajadores, la empresa no cuenta con lo suficiente.

Se debe diferenciar el dinero que es de la empresa con el tuyo propio. El empresario se debe de asignar un sueldo fijo, y este dinero será el único que toque, dejando las ganancias de la empresa a buen recaudo.

Tu economía siempre vigilada

Puede ocurrir que, en ocasiones, sientas que debes comprar algo para la empresa que no tenías anteriormente, algo esencial, y que, por lo tanto, se tiene que conseguir al momento. Esto es algo innecesario, debiendo de estudiar en todo momento tus gastos. Es habitual que queramos gastar dinero incluso antes de tenerlo en nuestras manos, pudiendo crear muchas más deudas de las que podrías haber tenido si hubieras vigilado el dinero que entra o que sale de tu negocio. Desde pidetucredito.com nos comentan que esta acción es muy habitual en empresarios que no cuentan con un profesional dentro de la contabilidad, y que es necesario crear métodos, como la reunificación de deudas para evitar males mayores que puedan ahogar al empresario y por lo tanto, poner en riesgo la estabilidad financiera de la empresa.

Contratar a un contable profesional

Tal y como te hemos anunciado en el anterior apartado, una buena acción para las finanzas y economía de tu Pyme es la contratación de un contable. Puedes pensar que esto puede suponer un gasto más para tu negocio y que no lo necesitas, pero una vez que hayas comprobado el trabajo profesional de alguien que entiende de números, te sentirás aliviado e incluso conseguirás desconectar de esta parte de tu empresa, ya que te sentirás mucho más tranquilo, sabiendo que esta persona estará moviendo el dinero por ti. Es importante también que puedas reunirte con esta persona una o dos veces al mes, para que vaya poniéndote al día de las cuentas. Aunque puedan parecer complicadas todas estas gestiones, si sabes el dinero que entra y que sale, puedes hacer algunas conjeturas sobre cómo invertir correctamente tu dinero.

Ahorra el dinero y no lo gastes

Una acción muy habitual es la de gastar al momento de tener el dinero ingresado. Tienes que intentar por todos los medios ahorrar al máximo, no solo para aquellos momentos en los que el negocio puede fallar, sino también para en el día de mañana puedas optar a mejorar la empresa con nueva maquinaria, más personal o campañas de marketing que puedan atraer a más clientes, pero que hace falta una buena inversión económica que no podrías haber conseguido a no ser por medio de los ahorros de varios meses o incluso años.