Neuromarketing: qué es y cómo usarlo eficazmente

Neuromarketing: qué es y cómo usarlo eficazmente

Nuestros expertos te explican en este artículo muchos datos acerca del neuromarketing. Si te interesa conocer qué es el neuromarketing y cómo usarlo de forma eficaz sigue leyendo pues a continuación te damos muchos más detalles.

¿Qué es el neuromarketing?

Es muy posible que alguna vez hayas oído la palabra neoromarketing y pienses que se trata de alguna forma de engañar a la mente de los consumidores para que éstos compren un determinado producto o paguen por un servicio pero ¿qué es realmente el neuromarketing?

Como principal ejemplo para entender que es el neuromarketing encontramos los supermercados. Se trata del ejemplo principal que encontramos para comprender lo que es el neuromarketing ya que sin duda éstos han sido los primeros en empezar a implementarlo, en muchos casos sin ni siquiera proponérselo.

Seguro que alguna vez has ido a comprar con una lista y has vuelto con muchas más cosas de las que pensabas. Esto es así porque el neuromarketing ha estimulado tus deseos y poco a poco ha despertado tu subconsciente sin que te des cuenta. Como punto a tener en cuenta cabe reseñar que no se trata de una manipulación del pensamiento o del comportamiento por parte de las empresas que utilizan el neuromarketing, sino de una técnica lícita ya que no se está engañando ni manipulando al cerebro sino que se están despertando cosas que ya están en el subconsciente de todas las personas y simplemente se están activando en beneficio de una empresa para crear sensaciones, fidelizar a los clientes, hacerles sentir emociones y en última instancia conseguir más ventas.

Cómo usar el neuromarketing eficazmente

Para usar el neuromarketing de forma eficiente resulta clave tener en cuenta, como leemos aquí, tanto las necesidades como los gustos de los clientes y trabajar para hacerles sentir sensaciones y emociones placenteras, cómodas o que despierten en su subconsciente ideas positivas en relación a una empresa, producto o servicio.

Otro ejemplo de neuromarketing sería el adornar alguna tienda con flores para aportar tranquilidad a los clientes y además atraerlos a comprar, ya que se trata de elementos muy bellos que cuentan con un fuerte poder de atracción.

Para implementar el neuromarketing de forma exitosa recomendamos también tener muy en cuenta la importancia que tiene el sentido de la vista: desde la ubicación de los objetos en una tienda hasta la manera en que está elaborada una página web son elementos y factores que se deben tener en cuenta a la hora de realizar neuromarketing, siempre teniendo en cuenta los públicos a los que se quiere dirigir un producto o acción concreta, así como el público potencial sobre el que se quiere llamar la atención.

En este punto también cobran mucha importancia los colores, ya que, aunque no lo creas, son sin duda una de las formas más potentes que existen para controlar los deseos de las personas apelando a su subconsciente. Un ejemplo de esto es como los supermercados siempre usan fuera colore cálidos para que los clientes acudan pero en el interior suelen usar colores fríos porque llaman mucho más a gastar.

Muchas empresas o negocios no le dan a la música la importancia que se merece cuando sin duda es uno de los elementos más básicos para influir a las personas. Para elegir la música perfecta se debe tener en cuenta la localización, el lugar, los objetivos que se quieren conseguir, etc.

Con todo esto parece que el neuromarketing simplemente trabaja con cosas exteriores que impactan directamente en el subconsciente pero nada más lejos de la realidad puesto que el impacto más fuerte del marketing lo encontramos en el cerebro. El neuromarketing es el encargado de conocer y estudiar todas las asociaciones y las reacciones cerebrales que existen a fin de estructurar y lograr estimular de forma sencilla a los consumidores.

En conclusión, para lograr que el neuromarketing sea eficiente se debe buscar siempre la atención del cerebro y trabajar para conseguir reforzar las experiencias de los consumidores y dirigirlos así de forma inconsciente hacia determinados productos, servicios o acciones (que siempre deberán querer hacer en el fondo, puesto que de lo contrario no rondarían su subconsciente). Y por supuesto, la clave del neuromarketing será buscar la vinculación emocional entre clientes y potenciales clientes y la firma o marca en concreto para conseguir fidelizarlos y acercarlos mucho más a la empresa.

Artículos Relacionados