Normas ISO 9001 para empresas PYMES

Si tenemos en cuenta la norma internacional ISO 9001, podemos darnos cuenta de que esta norma cuenta como objetivo conseguir una calidad en la organización a través del sistema de gestión de la calidad, también conocido bajo las siglas SGC.

Esta norma se lanzó en el año 2002 y desde esta fecha ya cuenta con más de un millón de empresas certificadas, de aquí que cada vez más empresas quieran tener este certificado de calidad.

A través de esta norma, la empresa puede conseguir demostrar que la empresa cuenta con todo lo necesario para hacer frente a las necesidades de los clientes, de aquí que haya obtenido tanta importancia a nivel mundial.

La norma ISO 9001 se centra en el cliente

Las especificaciones de esta norma son genéricas, lo que quiere decir que esta norma se puede adaptar a cualquier empresa, sin importar su tamaño o el tipo de empresa que sea. Es decir, cualquier empresa que lo desee y cumpla los requisitos, podrá obtenerlo.

Una de las cosas más importantes para disfrutar de este beneficio es la identificación de los precios. El objetivo de este aspecto es el de conseguir que el cliente en todo momento pueda tener acceso a los precios del bien o de los servicios a través de la “gestión de procesos”. Los precios siempre tienen que estar a disposición de cliente.

Por otra parte, esta norma está abierta a una mejora continua. Esto quiere decir que la empresa cada cierto tiempo tendrá una evaluación. Esta evaluación está destinada a ver si la empresa sigue mostrando los objetivos necesarios para poder certificar que se cumple con ISO 9001. Por otra parte, hay que tener en cuenta que las normas de esta serie no son prescriptivas, lo que quiere decir que cada empresa pueda usar la técnica o técnicas que considere adecuadas para ofrecer un buen servicio a sus clientes. (fuente: normas-iso.com/iso-9001)

¿Cuánto cuesta la norma ISO 9001?

Cumplir esta norma no sale barato para la empresa. Esto se debe a que la empresa tendrá que hacer un esfuerzo económico para poder hacer frente a las mejores que la permitan cumplir con todo lo necesario. Por ejemplo, la empresa tendrá que hacer frente a los gatos de la consultoría de implantación y a los gastos de auditoría de certificación como leemos aquí

Eso sí, a cambio las empresas que apuestan por la norma ISO 9001 saben que la inversión se verá amortizada en poco tiempo, gracias a que el número de clientes aumentará. Es decir, esta inversión debe ser presentada por la empresa siempre como una inversión que a medio y largo plazo reportará mayores beneficios a la empresa. Recuerda, más de un millón de empresas han realizado este esfuerzo económico y están viendo como sus beneficios están aumentando. Seguro que si lo haces tú, también los beneficios no tardarán en llegar.

Por otra parte, debes tener en cuenta que el sistema ISO 9001 no es fijo, sino que hay que mejorarlo cada cierto tiempo para poder dar un servicio mejor al cliente. Por este motivo, se recomienda tener siempre una consultoría de mantenimiento. El objetivo es gestionar la calidad implantada y mejorarla en los casos que sea posible.

Beneficios de ISO 9001

La competencia cada vez es más agresiva, lo que quiere decir que los detalles harán que te puedas diferenciar frente a la competencia. Por este motivo, se ha demostrado que la implantación del certificado ISO 9001 es una buena opción para atraer a nuevos clientes y en consecuencia marcar la diferencia de calidad.

Si apuestas por el certificado ISO 9001, podrás disfrutar de beneficios como los siguientes:

  • Mejora de la satisfacción de los clientes.
  • Herramientas para poder ofrecer una mejor comunicación.
  • Comunicaciones internas mucho más efectivas.
  • Podrás abrir tus fronteras sin límites.
  • Eficiencia de los procesos de la empresa, es decir, mejorará los costes, lo cual supondrá un aumento de los beneficios.

Como puedes ver, conseguir el certificado ISO 9001 es un poco costoso, pero te ayudará a marcar las diferencias con la competencia. Recuerda, cualquier diferencia para mejor, te permitirá conseguir un número mayor de clientes, los cuales serán más fieles. Es decir, conseguir un rango de beneficios mucho más amplio, por lo que el futuro de la empresa irá mucho mejor.

Artículos Relacionados