Tips para elegir el color corporativo de una web

No hay ninguna duda: el color comunica. Por esta razón uno de los aspectos fundamentales a la hora de diseñar la identidad de tu empresa es la elección acertada de los colores corporativos de tu logotipo y branding.

El diseño de tu página  es tan importante como el resto de los factores que te planteas a la hora de afrontar un nuevo proyecto web como el hosting, el dominio o los temas que más atraerán a tu público objetivo.

Cada color se  traduce en un significado sobre el que versa toda una teoría psicológica, a lo que hay que añadir los propios gustos y simpatías por un determinado color o los posibles rechazos por otro.

Busca el color que se relacione con tus contenidos

Partiendo de que cada color tiene un significado, el que escojas para tu web ha de proporcionar información sobre lo que en ella se va a encontrar. Por ejemplo, implementar el azul es una tendencia en alza en muchas de las campañas corporativas más exitosas del momento, dado que este color es uno de los favoritos de los empresarios y del público en general, al transmitir calma e inspirar confianza y seguridad.

Ahora bien la temática manda y sería absurdo elegir el azul como el color corporativo de una empresa del estilo de la tienda online de Naranjas Quique en la que, como no podría ser de otra manera, el naranja es el color estrella de la marca.

Combina la comunicación de tus valores con  las preferencias de tu potencial audiencia

La idea es buscar un color que comunique a la perfección tus valores, evocando los sentimientos que deseas que tus seguidores perciban y atendiendo simultáneamente a las propias características de la audiencia a la que tu web vaya dirigida.

Así, no es lo mismo que te dirijas a hombres o mujeres, pues hay colores que ambos géneros rehúsan, siendo el azul y el verde los mejores tolerados por todos ellos. La edad también es un factor crucial. Hay que partir de la base que los jóvenes apuestan por los colores vivos como el naranja y el rojo que hacen sus delicias en la mayoría de los casos.

Uno o varios colores que afiancen tu marca personal

Nadie ha dicho que tu web haya de estar presidida por un solo color. Lo cierto es que una adecuada combinación de colores puede ser una estupenda opción siempre que no se utilicen más de tres, siendo uno de ellos el principal. Una vez elegido tu color o colores irás consiguiendo que tus seguidores lo identifiquen con tu web. No en vano, tu color será capaz de aumentar el reconocimiento de la marca hasta en un 80%.

Artículos Relacionados